Tu mente esta conectada y a merced de las emociones que sentimos.

Esas emociones son producidas, muchas veces, por un patrón de comportamiento inconsciente que nos hace sufrir.
El cuerpo está sometido a ese estrés constantemente.

Hay que desconectar para que el Alma descanse.

“Para la Medicina Tradicional China el Alma del cuerpo reside en los pulmones.
El Alma corporea guarda una estrecha relación con la respiración.
La respiración podría considerarse como la pulsación del Alma del cuerpo.
En el Alma etérea reside la mente.
La mente es dominada por las emociones.
Al concentrarse en la respiración, la persona apacigua al Alma corpórea.
La mente se tranquiliza y se queda vacía.
El alma corpórea y etérea pulsan en el presente.”

respiracion

A LA MEDITACIÓN BASADA EN LA RESPIRACIÓN, integrando las técnicas orientales, el Dr. Jon Kabat-Zinn creó el método MINDFULNESS, reducción del Estrés Basada en la Atención Plena.

“Prestar atención de manera intencional al momento presente,
sin juzgar”.

Utiliza la respiración diafragmática, también conocida como respiración abdominal, como si respirásemos por la barriga.
Si creamos el hábito de practicarla regularmente, respiraremos mejor sin darnos cuenta y repondremos mejor al estrés.


Ejercicio del libro “Vivir con Plenitud las crisis” del Dr. Jon Rabat- Zinn

1. Adoptemos una postura cómoda, tumbados de espaldas o sentados. Si optamos por sentarnos, mantengamos la columna recta y dejemos caer los hombros.

2. Cerremos los ojos si así nos sentimos más cómodos.

3. Fijemos la atención en el estomago y sintamos como sube y se expande suavemente al inspirar, y desciende y se contrae al espirar.

4. Mantengámonos concentrados en la respiración “estando ahí” con cada inspiración y espiración completas, como si cabalguemos sobre las olas de nuestra respiración.

5. Cada vez que nos demos cuenta de que nuestra mente se ha alejado de la respiración, tomemos nota de qué es lo que le apartó y devolvámosla al estomago y a la sensación de cómo entra y sale de él.

6. Si nuestra mente se aleja mil veces, nuestra “tarea” será sencillamente la de devolverla cada una de ellas a la respiración sin que nos importe en lo que se haya involucrado.

7. Practiquemos este ejercicio todos los días y en el momento que mas nos convenga, y veamos como nos sentimos al incorporar una práctica disciplinada de la meditación en nuestras vidas. Observa lo que se siente al pasar un rato todos los días nada más que estando con nuestra respiración y sin tener que “hacer” nada.


Si te ha sido útil te agradeceré que lo compartas.

¿Quieres recibir información que te sea útil? Suscríbete.