Es importante saber las relaciones inconscientes que nos unen a los miembros de nuestra familia
Saberlas nos hace vivirlas de otra manara.

¿Qué quiere decir esto?

Yo no aguanto a mi cuñada, cómo mi madre no aguantó a la suya.
Mi cuñada me da la oportunidad de liberar el dolor de mi madre.
Si soy capaz de ver los desafortunados comentarios de mi cuñada desde mi inocencia, sin el juicio del patrón de mi madre, libero el dolor acumulado y mi propio dolor.

Descubrir los patrones que seguimos nos libera.

Ser un observador consciente e inocente que no ve la maldad porque es un patrón, Sana.

Estas relaciones inconscientes las podemos descubrir al hacer un estudio del árbol genealógico. Busca tus patrones!

Si no pones conciencia en estos patrones inconscientes y somatizas las emociones mal gestionadas puede ocurrir esto.

Durante las Fiestas de Navidad nos encontramos normalmente alrededor de una mesa, con gran parte de la familia.
Con algunas de ellas no compartes la misma visión de la vida, de la política…ni tienes los mismos temas de conversación.
Durante estos días, nos vemos obligados a compartir mesa y pueden ser muy incomodo, molesto y poco saludables.

Para el inconsciente nuestro territorio es cualquier espacio que consideremos como nuestro, nuestra casa, nuestra pareja, nuestro espacio y somatizamos de diferentes maneras los conflictos de territorio.

Estos días, a veces vamos a un territorio que no es el nuestro y si es hostil, nos sentimos amenazados o invadidos, y no esta bien luchar en la mesa.

Si hay alguna subida de tono surge esa frase ancestral de

“TENGAMOS LA FIESTA EN PAZ”.

Podemos somatizar teniendo problemas respiratorios, no deja de ser un territorio que estás respirando, que te resulta tóxico.

Los mas abundantes son los cuadros de resfriado, después que han pasado los días festivos, podemos pensar que es del frío, pero los estudios en zonas cálidas ofrecen los mismos resultados.
Emocionalmente tras unas relaciones frías alrededor de una mesa, con un cuñado con el que has tenido mas de un desencuentro y tienes que guardar la compostura, el ambiente está congelado!

Una vez pasado el peligro, tenemos que entrar en calor, con un poquito de fiebre, reparamos nuestros pulmones intoxicaditos expulsando moco y estamos agotados después de la refriega.

Otro grupo importante de enfermedades habituales en navidad son las digestivas.

El inconsciente somatiza los conflictos de relaciones familiares a través del sistema digestivo, podemos hablar de diferentes somatizaciones.

Las más habituales son las indigestiones, quizás pensamos que comemos mucho y es cierto!
Pero quizás en otras ocasiones también comemos mucho y no nos sienta mal.
No podemos digerir, cuando nos tragamos ese comentario de la cuñada, esa valoración inesperada de tu hermano, nos estamos tragando piedras que después nos van a costar mucho digerir.

Otra somatización que se da en esta época son las diarreas, la diarrea normalmente son informaciones que nosotros no queremos asimilar.
Se originan en el intestino delgado, que es donde se da la asimilación de los nutrientes.
Cuando escuchamos una información que no queremos asimilar, un comentario, quizás un gesto, después tenemos diarrea.
Es una información que no queremos absorber porque no es buena para nosotros y la expulsamos sin absorber.

La acidez de estómago es muy habitual durante estas fiestas.
La entrada del estomago, es la unión gastroesofágica, que no cierra bien, queda un poco abierto y sube esa acidez del estómago.
Para el inconsciente dejar esa puerta abierta para recibir alimento emocional.
Situaciones familiares en la que tú esperas una palabra amable, un gesto cariñoso, un reconocimiento y no llega. Como el pajarito que esta en el nido y espera que le ceben, está con la boca abierta esperando su alimento emocional.

Haz consciente esas relaciones invisibles para tener las Fiestas en Paz!
Felices Fiestas Conscientes!
Si te ha sido útil te agradeceré que lo compartas.

¿Quieres recibir información que te sea útil? Suscríbete.