Sabemos que beber agua es saludable para nuestro cuerpo, pero,
¿Has pensado cómo influye beber agua en tus emociones?
La explicación la voy a dar desde la energética China.
En nuestro cuerpo hay un equilibrio energético muy importante, un equilibrio Yin-Yang, el Yin son los líquidos representados por el agua de riñón y el Yang es el fuego representado por el corazón, estos dos órganos tienen que estar en equilibrio. El Agua y el Fuego deben asistirse mutuamente.
El fuego de Corazón debe descender para calentar al Riñón y el Agua del Riñón debe ascender para refrescar al Corazón.
Que ocurre cuando se rompe este equilibrio por falta de agua, de líquidos, que no están nutriendo nuestro riñón, que el agua no apaga al fuego y “el corazón se molesta” dando diferentes síntomas como agitación mental, ansiedad, insomnio y palpitaciones.
Pero la situación puede ir a peor, ya que el Agua de Riñón es la encargado de nutrir a otro órgano, el Hígado.
El Hígado, si no es nutrido por el Agua de Riñón, se vuelve seco, y no puede nutrir de líquidos al Corazón y el Fuego se dispara.


Debido a esta falta de líquidos, se altera el cuerpo físico, el estado mental y emocional, dependiendo del grado de sequedad, los síntomas serán mas o menos graves, os dejo una tabla orientativa de los síntomas mentales y emocionales que junto a los físicos, determinan la alteración energética que se ha producido.
Como vemos el estado de hidratación de tu cuerpo modifica tu mente, tus emociones y todo tu cuerpo.
Cuando tenemos un conflicto emocional podemos ayudar a nuestra psique sanando nuestro cuerpo físico, la psique se ve fortalecida para superar el conflicto emocional.

Fuente:
2007 Los Fundamentos de la medicina China (Giovanni Maciocia) Ed. AneidPress.

https://rosarubio.org/wp-admin/post.php?post=875&action=edit